Formula 1 – 70’s la década dorada

En la década de los 70 la formula 1 sufrió cambios dramáticos cuyo impacto aún hoy en día es patente. Es la época en que se comenzó a estudiar la fuerza aerodinámica en forma de alerones y cuando se comenzó a utilizar el turbo haciendo que la potencia de los motores aumentara de manera exponencial.

Acompáñanos en este viaje por la época de los héroes en la fórmula 1.

Mejoras aerodinámicas

El cambio más significativo que sufrieron los coches fué a nivel estético con la incorporación de alerones y la forma de cuña (haciendo que el coche fuera un alerón en si). Pasaron de esto:

a esto:

Los fabricantes comenzaron a cambiar sus diseños tras el pistoletazo de Lotus con su modelo 72 que cambió la manera de ver la aerodinámica. De hecho este coche se parece más a un fórmula 1 moderno que a uno de los 60.

 

Rarezas de la ingeniería 

Los ingenieros probaron todo tipo de soluciones, algunas de ellas declaradas ilegales por la grandísima ventaja que supusieron frente a sus rivales. Un claro ejemplo de ello es el ventilador trasero que multiplicaba el efecto suelo aumentando así el agarre sin frenar la inercia del coche probada en el Brabham BT46,

Se trata de una idea que ya se habia probado con éxito 8 años antes en el chaparral 2J y que aportó tanto efecto suelo al coche que ganó la carrera sin esfuerzo aparente, tanto que la solución fué inmediatamente declarada ilegal por la FIA. Aunque el caso más famoso de rareza de la ingeniería sea el Tyrell P34

Se trataba de un coche con tren delantero doble. La idea era que al aumentar el número de ruedas también aumentaba el tamaño de la huella de contacto con el suelo obteniendo así más agarre delante mejorando la frenada y el paso por curva. Solamente compitió durante las temporadas de 76 a 78. Fue en el gran premio de Suecia de 1976 que consiguió su mejor resultado quedando primero y segundo. Su desarrollo cesó debido a problemas con el suministro de neumáticos (era el único que llevaba esa medida), el peso de la suspensión delantera compleja y el sobrecalentamiento de los frenos, problema que siempre estuvo presente y nunca pudo ser solucionado.


Potencia a raudales

Desde el inicio de las carreras de coches la verdadera protagonista ha sido la potencia, y en el caso de la formula 1 no podía ser menos. Desde el principio de dicha competición en 1947 la potencia de los monoplazas no dejó de aumentar hasta tocar techo en los años 80. La década de los 70 es la que vió el mayor aumento con la incorporación de los motores turbo alimentados dentro del reglamento. Aunque siempre fueron legales y llevaban inventados 11 años, no fué hasta 1977 que Renault se atrevió a probar estos motores con turbo. Las regulaciones de la FIA decían en ese momento que los límites de cilindrada eran de 3.000cc para los motores aspirados y de 1.500cc para los turbo alimentados. El retraso de respuesta y el alto consumo de estos motores los hacía una opción poco viable. Sin embargo en cuanto la experiencia comenzó a acumularse se convirtieron en una opción totalmente real. En 1979 Renault ya tenía un coche competitivo y la guerra sin cuartel por la potencia estaba iniciada.

Estas bestias entregaban cerca de 1.000cv con 1.500cc y se llegó a tocar techo con 1450cv en un BMW con una presión de soplado de 5,6 bar. Para que sirva de comparación, un Golf GTI serie 7 tiene un motor turbo alimentado de 2.000 cc y rinde una potencia de 210 cv. 1.500cc y 1500cv contra 2.000cc y 210 v. 10 veces más potencia por litro…

Los héroes

No podemos hablar de formula 1 sin hablar de los pilotos que competían y se jugaban el cuello, literalmente, en cada carrera. Cartorce pilotos perdieron la vida solamente en la década de los 70. La formula 1 actual ha aprendido la lección y no ha habido ninguna muerte desde la de Ayrton Senna en 1994. Era un época en la que los pilotos eran héroes y sus batallas eran épicas. La más conocida quizá sea la que protagonizaron Niki Lauda y James Hunt recientemente inmortalizada en una gran película que desde Castillo Motors recomendamos a todos. Los acontecimientos relatados en ella son 100% fieles a la realidad según comentó Lauda en una entrevista a raíz de la película. Desde este espacio queremos dedicar nuestro agradecimiento y respeto a estos héroes que permitieron la evolución de los coches que probaron muchas de las mejoras de las que disfrutamos hoy en día en materia de rendimiento, fiabilidad y sobre todo seguridad y que hicieron de la década de los 70 la década dorada de la formula 1.

Os dejamos con el trailer de Rush.

 

En memoria de 

Piers Courage – 1970
Jochen Rindt – 1970 único campeón del mundo de F1 a titulo póstumo
Bruce McLaren – 1970
Joseph Siffert – 1971
Pedro Rodríguez – 1971
Ignacio Giunti – 1971
François Cevert – 1973
Roger Williamson – 1973
Silvio Moser – 1973
Helmut Koinigg – 1974
Peter Revson – 1974
Mark Donohue – 1975
Tom Pryce – 1977
Ronnie Peterson -1978