El marrón del mes

En esta página iremos poniendo la reparación que se lleve el premio al marrón del mes.

Febrero 2014 – Citroën C4 1.6 HDI ´06

Actualización: este citröen debia ser el marrón del mes de febrero, pero se alargó tanto que eclipsó a otros mini marrones que aparecieron de vez en cuando por el taller convirtiendose casi en el marrón del año. Ahora que por fin se ha ido deja espacio para un nuevo marrón del mes. Cuando aparezca os lo haremos saber con una actualización en esta misma página.

El Citroën C4 es un automóvil de turismo del segmento C producido por el fabricante francés Citroën desde el año 2004. El C4 es el reemplazo del Citroën Xsara, y se enfrenta a modelos como el Ford Focus, el Opel Astra, el Renault Mégane, el SEAT León y el Volkswagen Golf.

IMG_4048

El que nos ocupa entró en Castillo Motors la primera semana de febrero por una anomalía en el sistema del turbo que impedía que este se activara. En el historial de reparaciones del coche figuran dos cambios previos del turbo en sí por lo que seguía en garantía. Tras gestionarla y recibir un turbo nuevo desmontamos la tapa de válvulas y el carter de aceite y procedimos a limpiar el interior. Fueron necesarios 5 cambios de aceite antes de ver que este salía limpio. Una vez hecho esto hemos tenido que limpiar todo el sistema del turbo: intercoolers, admisión, filtro y caja del filrto de aire (que parecía tener 50.000 km). Habiendo hecho esto montamos el turbo y le hicimos una puesta a punto. A pesar de ello el turbo sigue sin funcionar por lo que localizamos una fuga que nos ha obligado a cambiar todos los tubos de succión. Contado así parece un procedimiento normal en un coche con una avería seria, sin embargo era un cúmulo de problemas y un mantenimiento pobre hecho por un taller que no quería hacer bien su trabajo, que hacen que cada parte falle un poco haciendo casi imposible localizar de donde venía dicha avería. Tras reparar todas las disfunciones mecánicas entra en juego el archienemigo de Castillo Motors: la electrónica. Un sensor de presión de la admisión seguramente estropeado por el estado general del turbo daba lecturas erróneas. A día de hoy, y tras tener el coche un mes desmontado en el taller esperando la garantía del turbo, seguimos esperando, esta vez a que llegue el recambio del sensor.
Como hemos dicho, el marrón del mes.